Te besaría si mis besos pudiesen acariciar tu alma

Soñaría sobre tu espalda si el camino fuese llevadero

Rompería mi silencio si mis palabras susurrasen, te quiero.

Te amaría, si mi amor fuese eterno.

Así que pasemos del futuro y hagamos realidad nuestros sueños.

Y que este año no nos falten ni los besos ni te quieros…